HOME
25/10/2014 - A LA DEFENSA DE VICUS CAECILIUS y LUSITANIA

A LA DEFENSA DE VICUS CAECILIUS y LUSITANIA

Puntuales como suizos van llegando al apeadero de La Fontana los galos que partirán en ayuda de la aldea vettona Vicus Caecilius: Boleróvix, Conductoróvix, Harleróvix, Curribella, Bigotórix y Numeróvix. Otra expedición formada por Drogueróvix, Guardicioneróvix, Tacográfix, Ninebella, Nievella, Rollanóvix y Yolibella marcharán al día siguiente a Lusitania, donde parece que también hay follón.

A las 11:02 el vettón Tacográfix da la salida camino de Tamames, Sequeros y Puentes del Alagón, donde se hizo una paradiña en la posada del Pipero. Encabeza la expedición el sabueso Bigotórix que ya conoce la calzada y evitará sorpresas inesperadas de las patrullas romanas que avanzan sobre Hispania y controlan los cruces de caminos. Tres deauvilles forman el grueso de la caravana con una Xmax y una Xciting.

Con la poción del druida Panorámix, estos galos parecen que vuelan por la sierra entre soles y sombras, entre colores verdes y ocres, entre encinas, robles y castaños, por el Alagón y el Sangusín, por vegas y dehesas, pasamos por Cristóbal y nos desviamos a La Calzada de Béjar con dirección a Valbuena. Toma el mando Harleróvix que nos lleva por una calzada en obras y la que sigue a Aldeaciprestre con asfalto brincón e infinidad de curvas que suben a la montaña, para admirar unos paisajes de foto porque nunca habíamos recorrido esta zona.

Antes de llegar a la aldea de destino nos desviamos a la dehesa de La Vega para escudriñar el campo y las posibles posiciones del ataque romano. Un puente vettón sobre el río indica un camino que baja a la aldea y que parece no ha sido reconocido por el invasor, con lo que nos permitimos unas fotos con tranquilidad gala.

Llegamos a Vicus Caecilius a las 14 h., aparcamos las bestias en el establo del mesón Los Castaños y retozamos con unas bebidas. Allí estaban Gonzalóvix y Auxibella que visitaban a Adelabella, de Montemayor de cuna, y Claudinus e Idéfix Lira, gobernador de la aldea y mascota, nos dan la bienvenida.

Antes de entrar en faena, Claudinus propone comer en el mesón, por unos 15 sestercios comimos y bebimos, y en la tertulia con licores espirituosos organizamos la defensa del último bastión vettón.  El río Cuerpo de Hombre es la clave de la protección por lo que se impone una caminata hasta Puente Palo para asegurar el bloqueo de los espías romanos.  Con todos estos parapetos parece que el ataque no se producirá hoy, porque parece que los tifosis romanos quieren ver el partido Madrid-Barça.

La historia nos dice que el imperio romano se impuso en toda Hispania, e incluso en este pequeño enclave de la sierra de Béjar. Pues con este vaticinio y después de ser romanizados, dan las 18 h y emprendemos el camino de vuelta a la Galia Helmántica. Antonino Augusto Gayo con Livila Domitia Longina toma el mando hacia El Cerro, le siguen Musicius Getúlico Severo, Gonzalius Sejano Aquilio con Apicata Betitia a lomos de una imponente Varadero, Quinto Luisicius Numerius, Tácito Sebastianovicius Décimo y Marco J. Rafaelius.  Claudinus, inmejorable calvotero de castañas del Piornal, llegó a ser emperador del Imperio, tomando el nombre de Tiberio Claudio César Augusto Germánico. Idéfix Lira perdió su nombre galo y se quedó con el de Lira y siempre fiel a Tiberio Claudio.

Pasamos por la fonda de Puerto de Béjar para repostar las bestias y emprendemos el camino por la calzada de La Plata N-630 hasta el apeadero de Cuatro Calzadas, donde nos despedimos hasta una nueva aventura, para llegar a Salamanca sobre las 20:30 h.

Han sido 236 km recorridos por estos galos e hispanos, y por siempre, moteros.

Quinto Luisicius Numerius

Comentan los aguerridos galos que marcharon a Lusitania que en un descanso de la batalla, asando los jabalíes dejaron el pan sin vigilancia y un perro se lo llevó, con lo que tuvieron que untar la salsa con perrunillas. Se decía que el perro podría ser un espía de los romanos, pero claro está que con hambre no hay tribus.

Allí también se instaló el imperio romano a pesar de los sudores y lágrimas de los lusitanos y del esfuerzo de estos galos, que volvieron a casa latinizados, Droguerius Massimo Priscus, Livia Drusilla, Tacogracius Cornelius Scipio, Paccia Marciana, Rollanovicius Galva Publius y Valeria Messalina,  a excepción de Guardicioneróvix que se dio la vuelta para volver a su aldea Cristobus de la Cuestis.

 
GALERÍA DE FOTOS
CLASICAS ZAMORA
Ver todas las galerias
Contacto
Ver todos los enlaces
Contacto

Ponte en contacto con nostros si deseas participar en nuestras rutas, patrocinar nuestras actividades, insertar publicidad, aportar contenidos, poner un anuncio, etc.


Email: info@moterossinprisa.com
Formulario de contacto
Boletin de noticias
Boletín de noticias MSP
Suscríbete a nuestro boletín de noticias y recibirás por email toda la información de las próximas rutas y eventos que tengan lugar Escribe tu email:
Enviar Enviar
HISTORIA | MOTEROS | GALERÍAS | NOTICIAS | SPONSORS | TIENDA | CONTACTO | ENLACES | AVISO LEGAL| FORO
XHTML 1.0 ValidoCSS ValidoCompatible Firefox ©  Diseo web Office 2000