HOME
29/05/2010 - NAVAS DEL MARQUES-ruta del chuletón

NAVAS DEL MARQUES-ruta del chuletón

 

CoSAs De SaLAMaNCa

La Casa de las Conchas. Data de finales del siglo XV y hay varias leyendas con ella como escenario. Una cuenta como un caballero llamado Aldana desafió sin saberlo al hijo del Rey de Francia. Combatió con él ante su padre, el monarca, en el campo del honor y le venció. El rey imploró el perdón para su hijo y lo consiguió a cambio de las lises del escudo y de su cetro real. Aún hoy podemos ver estas figuras en el escudo que hay sobre la puerta de la casa. Además cuando entregó las prendas, el rey dijo: "C´est mal donne" ("Está mal dado"). El caballero Aldana, por no entender o por burla, cambió su apellido por el de "Maldonado".

.................................................................  

 

Sábado 29 de mayo. La hora prevista de salida  a las 10 h, buena hora. La hora efectiva de salida, una hora después. Y es que hubo que esperar a Luis, pues como buen motero  y conductor responsable, estaba pasando la ITV a su “Dauville” antes de que caducara la fecha. Durante la espera ayudaríamos a Tito a cambiar unos fluorescentes del luminoso del bar, y que no nos acompañó a la ruta por compromisos familiares.

Bueno, nos reunimos en la salida habitual, siete moteros con ganas de rodar. Buen día y buena temperatura. Ejercería Manuel como maestro de ceremonias y anfitrión, pues íbamos a unas tierras que él bien conocía, por motivos afines a su pasada vida laboral, Le seguiríamos, José “Heston”, Josechu, Jesús, René, Paco Rollán y Luis.  El premio a conseguir por los esforzados de la ruta, un buen chuletón de ternera avileña en Las Navas del Marqués.

La ruta discurriría hacía Piedrahita en formación tranquila hasta que llegando a las proximidades de las curvas de la localidad del Collado del Mirón, René salta del pelotón con su “R”, con la justificación de alcanzar a Josechu que se había adelantado unos kilómetros antes con la disculpa de hacernos unas fotos. Sí sí, de lo que René estaba, era ávido de tocar rodilla en el asfalto. Luego, en Piedrahita,  Manolo cogería la delantera  hasta Ávila, donde tomamos la “sin” con pincho en el bar próximo a la gasolinera  Almanzor a la salida de la ciudad, del que saldríamos con más hambre de la que entramos por ser el pincho algo escaso. Otras veces no había sido así.
 
Pasamos por el Alto de Valdelavía, un lugar donde siempre hay un fuerte viento, y  donde pararíamos para inmortalizar el evento con las fotos que hizo Josechu. Continuó Manolo de guía hasta llegar a la localidad de destino, donde una vez desprovistos de la indumentaria motera, haríamos una visita guiada por el citado motero al Castillo Palacio de la Magalia, y que circundaríamos por el exterior, incluidas las fotos de rigor.

Y de allí, cumplida la visita turística, pasaríamos a la acción. Tomamos posesión del comedor del Restaurante Montecarlo, donde despacharíamos los chuletones que nos estaban esperando, yo calculo que de unos 700 grs cada uno, regados con buen vino escogido por el anfitrión Manuel y acompañados de unas ensaladas para no llenarnos demasiado y poder apreciar la bondad de la carne, que junto con los postres, café y chupito, quedamos encantados con las viandas y con el servicio, sobre todo con el de la camarera, aunque al final pasamos un poco de calor en el local, no se si por que lo hacía o por lo que habíamos ingerido.

Después de reírnos un rato en la sobremesa con los chascarrillos de  Manolo, que se encontraba en su salsa, disfrutando por ser el organizador de la ruta, decidimos levantarnos para ir a tomar un café al Puerto de la Cruz Verde, lo que así hicimos, y disfrutamos del descanso en una terraza de un bar y de las vistas hacia El Escorial. Allí dispusimos la ruta de regreso, en la que el susodicho Manuel nos perdonó bordear el pantano del Burguillo por Navaluenga y “acortar” por el puerto de la Paramera hacia Ávila.

Allí, el que suscribe, creía que volveríamos a casa por la nacional o por la autovía, ¡pues no!, otra vez por Piedrahita. Como no habíamos hecho kilómetros, toma otros pocos.
En fin, así llegamos a otra parada en Alba de Tormes, donde tomaríamos otro refrigerio con pincho, pues parecía que la digestión del chuletón iba por buen camino.

Ya en el último tramo del recorrido y cerca de Alba, presenciamos un accidente de dos coches, que casi nos toca a nosotros de rebote. ¡Si es que van como locos!

Así se acabó la ruta del chuletón a las Navas del Marqués donde reinó la camaradería de los integrantes, la cordura en la carretera y donde Manolo, su organizador, disfrutó haciéndolo como un niño.

Fueron 410 kms los recorridos por Manuel, Luis, José Heston, Josechu,  René, Paco Rollán y Jesús.

Se lo contó Jesús.

 
GALERÍA DE FOTOS
CLASICAS ZAMORA
Ver todas las galerias
Contacto
Ver todos los enlaces
Contacto

Ponte en contacto con nostros si deseas participar en nuestras rutas, patrocinar nuestras actividades, insertar publicidad, aportar contenidos, poner un anuncio, etc.


Email: info@moterossinprisa.com
Formulario de contacto
Boletin de noticias
Boletín de noticias MSP
Suscríbete a nuestro boletín de noticias y recibirás por email toda la información de las próximas rutas y eventos que tengan lugar Escribe tu email:
Enviar Enviar
HISTORIA | MOTEROS | GALERÍAS | NOTICIAS | SPONSORS | TIENDA | CONTACTO | ENLACES | AVISO LEGAL| FORO
XHTML 1.0 ValidoCSS ValidoCompatible Firefox ©  Diseo web Office 2000